Como cuidar tu destructora de papel

Es muy importante tener en cuenta que, en una empresa las destructoras de papel son máquinas que no deben faltar bajo ninguna circunstancia. Para comprar las de mejor calidad puedes hacerlo en la web de destructoras, porque allí encontrarás siempre la mejor relación entre calidad y precio del mercado.

Sin embargo, una vez que ya tengas estas máquinas en tu empresa, debes asegurarte de darles los cuidados fundamentales que estas necesitan. Es por esto que, en este post vamos a habla de los cuidados que necesitas para darle una mayor durabilidad a este tipo de máquinas.

Consejos para el cuidado de una destructora de papel

Es vital tener en consideración que, para que puedas ampliar la durabilidad de tu destructora de papel debes fijarte muy bien en los cuidados que debes darle como son:

Evita exceder la capacidad

Cada destructora de papel tiene una capacidad específica, la cual está entre las 5 y las 10 hojas que puede destruir al mismo tiempo. Esto dependerá en gran medida del tipo de cabezal que esta tenga y de la capacidad del mismo, ya que todos son diferentes.

Por este motivo, siempre debes tener en consideración el manual de funcionamiento de tu coche, para que así puedas conseguir los mejores resultados. Así, evitarás atascos o estropear el cabezal de la máquina por exceder la capacidad.

Lubrica siempre el cabezal

El cabezal debe estar siempre bien lubricado para que este no se desgaste más de lo necesario, haciendo que se puedan conseguir los resultados deseados. En todo caso, debes asegurarte de que esta lubricación se haga en función al uso que le vayas a dar a tu destructora.

En todos los casos, se recomienda que si el uso es intensivo lubriques el cabezal por lo menos una vez a la semana. Si el uso es esporádico, debes asegurarte de que la lubricación se haga por lo menos una vez al mes.

Limpieza del polvo

Siempre debes asegurarte de que la destructora permanezca completamente libre de polvo evitando así cualquier tipo de daño al cabezal. Sin embargo, debes evitar cualquier tipo de limpiador en aerosol para que puedas conseguir los mejores resultados.

En todo caso, debes asegurarte de que la limpieza se haga con un paño seco, para evitar que la humedad dañe el cabezal o cause oxidación. La humedad puede hacer que se tengan problemas en el cabezal el cual se puede oxidar disminuyendo así su durabilidad.