Síntomas y causas de una trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda es producida cuando son formados coágulos de sangre en una o más venas profundas en el cuerpo, por lo general sucede en las piernas.

Tal afección entre sus síntomas más notorios se encuentra el dolor, pero existen casos en los que no ninguna presencia de signos y al presentarse por problemas de coagulación cuenta con un alto grado de complicaciones.

A su vez, puede aparecer si no te has movido durante mucho tiempo, por ejemplo, cuando sales de un accidente o por confinamiento en una cama. Por ello te presentaremos los síntomas y causas.

Síntomas causados por una trombosis venosa profunda

Como es un padecimiento grave porque los coágulos podrían desplazarse y alojarse en sitios como pulmones, causando una embolia pulmonar u obstaculización del flujo de sangre.

Entre los signos que tu cuerpo puede presentar por una trombosis venosa profunda síntomas están los siguientes:

  • Dolor en la pierna, éste por lo general se inicia en la pantorrilla y se mantiene como si fuera una inflamación o calambre.
  • Hinchazón de la pierna afectada, es muy raro que ambas se hinchen.
  • Sensación de calor en tu pierna afectada.
  • Enrojecimiento o manchas en la piel de tu pierna.

Causas de trombosis venosa profunda

La presencia de este padecimiento puede darse como una consecuencia directa del impedimento del tráfico sanguíneo natural o de un defecto en el proceso de coagulación, un ejemplo de ello sería una lesión en una una vena, algunos medicamentos o la falta de movimiento.

¿En qué momento debes llamar al médico?

Si tu cuerpo empieza a manifestar signos o síntomas de trombosis venosa profunda, debes consultar a tu médico. Incluso, si manifiestas signos de una embolia pulmonar debes buscar ayuda médica de inmediato.

Los síntomas que se presentan como advertencia de una embolia pulmonar son:

  • Tos con sangre.
  • Dificultad para respirar repentina.
  • Pulso acelerado.
  • Sensación de aturdimiento o mareo, en la peor de las circunstancias un desmayo.
  • Molestia o dolor en el pecho que va en aumento cuando respiras profundo o haces movimientos para toser.

Es así, como si presentas tales síntomas ¡no dudes en pedir ayuda! Recuerda, que la trombosis venosa profunda puede presentarse sin que una sintomatología sea perceptible.

Pero si quieres evitar este problema, puedes probar con cuidarte más, hacer ejercicio o actividad física como caminar, bailar, trotar o demás, de modo que no haya obstrucción de tu torrente sanguíneo.