Pasos para la fabricación de los pellets.

Con el uso eficiente de la energía, se han diseñado formas novedosas de ahorrarla, dentro de esas novedades están los pellets, aquí te vamos a enseñar cómo hacerlos en casa. Y es que los pellets biomasa son un tema de gran interés.

¿Qué son?

Los pellets son serrín prensado en forma de pequeños conglomerados que se utilizan en estufas y calderas como combustible, una vez que aprendamos a hacerlos, podemos idear industrializarlos.

La fabricación de pellets no es una tarea fácil, dado que debe estar prensado al máximo para que sea eficiente como combustible y el tamaño debe ser parejo, de tres centímetros.

La calidad del mismo va a depender directamente de la materia prima que se utilice para su fabricación y por supuesto del resultado final.

Como fabricar pellets en casa

Para la fabricación de pellets para usar en nuestro hogar, podemos fabricarlos con ramas, cortezas de árboles y paja, o hacerlos de solo uno de ellos, pero de esa forma la eficiencia podría bajar. Vas a necesitar una máquina especial que tritura y comprime la madera.

1er Paso: Triturar la materia prima

Las ramas o cortezas debemos triturarlas hasta que queden pequeñas, más o menos del tamaño del aserrín, de esa forma podremos prensarlo adecuadamente.

2do Paso: Reducir la humedad al mínimo.

Para que puedan tener una buena combustión, los pellets no deben tener humedad. La forma de reducirla es, una vez triturada, usando una temperatura de 25 grados, de esa manera evitamos que se queme.

3er Paso: Mezclar

Debes mezclar los materiales que vas a usar como materia prima, una vez triturados mézclalos con un poco de agua, que, al prensarlos, esta servirá como pegamento.

4to Paso: Ahora a prensar

Después que hemos mezclado la metería prima los llevamos a la máquina prensadora, esta máquina funciona con una alta presión y con una determinada temperatura, mientras más prensado, mejor calidad de pellets.

5to Paso: Colocar en bolsas

Una vez que los tenemos listos, debemos colocarlos en bolsas selladas, de esa forma evitamos que les entre humedad.

Para finalizar, un pellet bien hecho no deja residuos y no se rompe con facilidad, no se hunde al colocarlos sobre agua, por ello debemos probar su calidad, así evitaremos daños en las estufas y calderas.

Lo ideal es tener en casa una estufa de biomasa, y así probaremos si nuestra fabricación de pellets fue exitosa y cumple con los estándares esperados.